Publicado el

[:es]Triumph Street Twin 2016 Primera toma de contacto y precios[:]

[:es]

Ya os anunciamos cuando llegaron las nuevas Triumph Street Twin y os informamos de los nuevos modelos para 2016. Ahora vamos a hablar más a fondo de la Street Twin. Además los precios ya están disponibles para los nuevos modelos así como para comprar los kits. En el artículo encontrarás toda la información.

En lo esencial, la Bonneville no había sufrido grandes cambios durante los últimos 15 años, más allá de aumentos de cilindrada (2006), actualizaciones mecánicas (2008), estreno de llantas de aluminio (2009) o nuevas propuestas cromáticas (2014) que la han mantenido a la orden del día pero sin dejar de conservar el genoma auténtico de una moto de leyenda. No parecían pasar los años por esa sempiterna y mitificada silueta, sin embargo, la expansión del ‘virus’ neo-retro que ha contagiado en los últimos años a gran parte de los fabricantes de motocicletas y al sector de las dos ruedas en general, ha provocado una invasión del espacio vital de esta afable británica, llevando seguramente a los responsables de Triumph a la obligación de ponerse manos a la obra para rejuvenecerla y demostrar, que en esto de ensamblar motos neoclásicas, a la marca de Hinckley le sobran galones.

Y así ha sido, tras varios años de desarrollo, como ha retornado a escena la Bonneville, que en realidad pasa a ser una gama en sí misma compuesta por cinco miembros: la T120, T120 Black, Thruxton y Thruxton R y, como modelo de acceso a la gama, la ‘benjamín’ Street Twin, todas ellas integrantes de la familia Modern Classic, la más exitosa comercialmente hablando de Triumph. La renovación ha sido catártica así que no nos engañen las apariencias pues, si bien externamente la Bonnie parece sólo ‘refrescada’, en realidad estamos ante modelos que, desde muchos puntos de vista, han partido desde cero, principalmente en lo que se refiere a su conjunto propulsor y equipamiento. 

Pues bien, Triumph ha decidido comenzar el desembarco con la ‘entry level, la mencionada Street Twin y motivo por el que acudimos el pasado 9 de diciembre a Valencia, ciudad escogida por la marca anglosajona para llevar a cabo su presentación internacional a la prensa. Una primera toma de contacto ‘bañada’ por el sol y buenos asfaltos, que nos ha llevado a desvelar las profundas actualizaciones mecánicas, estéticas, electrónicas y ergonómicas de una moto que esconde más novedades de lo que parece. La nueva Bonneville Street Twin, que llegará a los concesionarios españoles a partir del próximo mes de febrero a un precio de partida de 8.800 euros para la versión negro Jet (elegir cualquiera de las otras coloraciones -negro mate, negro Phantom, rojo o plata- tiene un sobre coste de 150 euros), quiere convertirse en la Bonnie más accesible enfocándose en jóvenes motoristas o también experimentados que, rendidos ante los encantos de una figura legendaria, busquen una moto sin compromisos y de fácil uso y mantenimientos.

Para ello, la casa de Hinckley ha mantenido intacto su mítico ADN pero ha construido una moto más compacta y ligera. El depósito de combustible reduce sus dimensiones y capacidad en 4 litros (ahora ofrece 12 l.) y se acortan prácticamente todas las dimensiones del vehículo, como la distancia entre ejes, que pasa de 1.490 a 1.439 mm. La imagen de la Street Twin, que reemplaza en posicionamiento a la anterior Bonneville 2014, es la de una moto más menuda, estrecha y ligera, buscando precisamente convencer a esos motoristas que pretenden desplazarse cada día en terreno urbano con confort y manejabilidad, y que además quieran ser dueños de un medio de transporte eficaz para las salidas a carretera. Lo cierto es que durante el rato que la llevamos por el centro de Valencia, la sensación de agilidad y maniobrabilidad nos resultaron superiores a la de su antecesora. La posición de conducción incluso ha sido mejorada, y ahora el conductor está ligeramente más cerca del manillar. El asiento, aunque sigue siendo algo duro, ha mejorado su confort gracias a la nueva espuma interior más consistente. Las estriberas están algo más bajas y retrasadas debido en parte a que la altura del asiento se ha elevado 10 mm (750mm, sigue siendo una moto bastante baja) generando una ergonomía vertical igualmente relajada y natural en brazos y piernas pero que favorece, desde nuestro punto de vista, el control de la moto, pues el vehículo es aún más estrecho y favorece la postura a bordo. En las geometrías ha habido también modificaciones y tanto el lanzamiento como el avance decrecen (ahora 25,1º y 102,4 mm respectivamente).

Todo sumado hace de la nueva Street Twin una moto más gobernable, más reactiva, con un tren delantero más aplomado y preciso en las trazadas. Las informaciones técnicas hablan de una parte ciclo y unas suspensiones totalmente nuevas, aunque han recurrido a las configuraciones anteriores, es decir, un chasis tubular de acero unido a una horquilla convencional Kayaba de 41 mm y 120 mm de recorrido y mismos amortiguadores traseros también Kayaba ajustables en precarga, aunque en esta ocasión se ha alargado el recorrido de 100 a 120 mm, ofreciendo así un mayor confort y capacidad de absorción. 

Como ya nos tenían acostumbrados las anteriores generaciones, la nueva Bonnie sigue mostrando una cara amable y afable en el trato de las suspensiones, mediante unos tarados suaves y predispuestos al paseo. Durante la ruta valenciana, también llegaron tramos revirados de carretera de montaña y por tanto pudimos sacar a la luz también la eficacia de esta Twin cuando se le sube el listón: no se descompone fácilmente e incluso puede llegar a enlazar curvas con mucha rapidez; su poco peso (menos de 200 kg) y sus neumáticos de 17 pulgadas no muy anchos (100/90 y 150/70) generan unas buenas transferencias y la facilidad para levantar-acostar-levantar es sublime. Puede ocasionar alguna desconexión cuando la rueda delantera encuentra algún bache en plena trazada pero, en líneas generales, la moto es muy obediente y su paso por curva fino y sin manías. Los frenos vuelven a confiarse a un disco delantero de 310 mm y trasero de 255 mm, en ambos casos mordidos por pinzas flotantes Nissin de 2 pistones y provisto de sistema antibloqueo ABS. Nuestra unidad de pruebas tenía un tacto de la maneta demasiado esponjoso, obligándonos a llevarlo hasta casi el final del recorrido para encontrar el ‘mordisco’ deseado en las apuradas de frenada, sobre todo en esa parte de la ruta más exigente. El ABS, sin embargo, de nota, muy poco intrusivo (de hecho, no nos saltó ninguna vez, a pesar de nuestros esfuerzos).

LO BUENO SI BREVE, TWIN VECES BONNIE

El motor es, sin duda, la gran novedad de esta nueva generación de Bonnevilles. Después de 3 lustros con el mismo bloque -aquel bicilíndrico en línea de 865cc y refrigeración por aire- en Hinckley finalmente se han decidido a fabricar un propulsor completamente nuevo que además pudiera superar la Euro 4, de obligado cumplimiento a partir del próximo año. Como no, es limitable para el carnet A2. Se trata nuevamente de un Twin, de 8 válvulas, en paralelo y disposición longitudinal, al más puro estilo británico, pero con un nuevo calado a 270º y refrigeración líquida. En el caso de la Street Twin la cilindrada se ha llevado hasta los 900cc (para las Bonneville T120 será de 1200cc) con unos cilindros más “cuadrados” y unas prestaciones de nueva personalidad: la potencia máxima ha caído sorprendentemente de 67 a 55 CV (alcanzados a 1.600 rpm menos) pero el par motor máximo ha experimentado un aumento del 18%, pasando de 68 a 80 Nm. Las explicaciones de los desarrolladores ingleses son simples: “Nuestro primer propósito en la hoja de especificaciones fue el de crear un par motor mucho más contundente en bajos y medios regímenes para una curva más lineal y progresiva, de manera que el motor fuera más aprovechable en el rango de mayor uso para los conductores”, nos explicaban en Valencia. En la práctica, se siente una aceleración más contundente y sobre todo una respuesta entre las 3.000 y 4.000 vueltas mucho más llena y vigorosa. De hecho, el climax del par llega a las 3.200 rpm (cuando antes se alcanzaba a 5.800 rpm) otro dato que nos indica la mayor frescura de este Twin en la zona media/baja del tacómetro. En detrimento, las prestaciones de la Street Twin desfallecen antes o, dicho de otra forma, no estiran tanto como la anterior versión, que tenía unas curvas de potencia y par más longevas.

Pudimos notar en nuestro test que la nueva Triumph está diseñada para desenvolverse mejor en tratos urbanos gracias a su carácter reforzado en el primer tercio de las rpm, capaz de sacarnos con fuerza desde abajo, y cuando estamos en carretera y bajamos una marcha, encontraremos casi siempre un par óptimo de manera que el motor recupera mejor y no desfallece cuando solicitamos, por ejemplo, un adelantamiento rápido. Sobre las reducciones de consumo los ingenieros de Hinckley han trabajado con ahínco, de ahí que se haya llegado mejorar el consumo de combustible en un sorprendente 36% menos que la Bonneville de la generación anterior. Los intervalos de mantenimiento se han incrementado de 6.000 a 10.000 km.

En los valores añadidos a estas novedades mecánicas se encuentra el nuevo sonido que emerge de su sistema de escape 2 en 2, con doble silenciosos rectos de acero inoxidable (ya sabéis, uno a cada lado) y un nuevo acabado en cepillado. La “voz” de esta Street Twin es mucho más grave, un suave y agradable gorgoteo de auténtico bicilíndrico. Definitivamente, más emocionante.

La rejuvenecida Bonneville ha pasado también por el aro de las nuevas tecnologías, pues Triumph la ha servido con el paquete de ayudas electrónicas que hemos visto en otros modelos de la casa como la deportiva Street Triple y que también veremos en el resto de la gama (T120 y Thruxton). Por un lado el ABS, obligatorio a partir del 1 de enero de 2016, y del que ya hemos hablado. Por otro lado, ofrecerá control de tracción desconectable, para evitar esos deslizamientos indeseados de la rueda trasera, aunque con su escasa caballería tampoco creemos que sea de vital importancia disponer de este servicio. Se renuevan también el sistema de gestión electrónicas del motor e inyección de combustible, gracias a su acelerador Ride-by-Wire que suaviza la entrega de potencia y genera en el puño de gas un tacto delicioso, así como la incorporación de un nuevo embrague anti-rebote que pone una de las notas más altas en el comportamiento dinámico de esta moto: el cambio de 5 velocidades es brillante, suave y muy preciso.

Otros elementos que acercan a la Street Twin a la vanguardia del segmento son la toma USB situada bajo el asiento, el inmovilizador del motor (un transpondedor integrado en la nueva llave de la Street Twin puede evitar robos), la tecnología LED del faro trasero o el nuevo cuadro de instrumentos multifuncional LCD con velocímetro analógico, indicador de marcha engranada, indicador del nivel de combustible, consumo medio e inmediato, indicador de autonomía, aviso de mantenimiento, ordenador de a bordo, reloj y acceso desde el manillar para desactivar las funciones de control de tracción. Lo que no vamos a encontrar en esta ‘peso medio’ son los modos de conducción de sus hermanas mayor, electrónica que, en realidad, no le hace ninguna falta a esta tranquila moto.

MOTO FABRICADA CON ALMA

Aunque a nivel estético se mantiene inalterada la estampa mítica Bonnie, definida por su depósito en forma de lágrima, sinuoso y elegante, y por el gran faro delantero redondo, la nueva Street Twin evoluciona sus acabados mucho más casados con las tendencias actuales. En primer lugar, ya no encontramos cromados y, en su lugar, proliferan materiales mate, oscuros, superficies pulidas como la de los silenciosos y un asiento de nueva factura que estrena forma y bordados. La apariencia de la moto respira en clave actual aunque sin renunciar a las características -ya legendarias- líneas. Toda una declaración de intenciones. En la mente de esta moto se encuentran esos motoristas modernos con un estilo de vida urbano, que valoran a partes iguales los clásico y lo actual, sobre todo si está fundido con gusto en un mismo producto. Destacan las tapas del motor y las llantas de aleación ennegrecidas, los nuevos gráficos del depósito, los paneles laterales con el logo de Street Twin o los guardabarros también en negro. Además, encontramos unos intermitentes más compactos y un tapón de combustible del que se agradece que incluya cerradura con llave. Por supuesto, no falta el característico emblema de Triumph en la cubierta de la base de la bombilla.

Por último, y para dar respuesta a las tendencias cada vez más fuertes de personalización, la casa inglesa pone a disposición del cliente una amplísima gama de accesorios originales, con más de 150 referencias -entre asientos, cúpulas, escapes de Vance & Hines, kits de desmontaje del guardabarros trasero, manillares de estilo “Ace” o bonitos intermitentes compactos tipo bala- para poder crear una motocicleta única y personal.

EN CONCLUSIÓN: TURNO DE RÉPLICA

¡Todos firmes! Llega la reina del estilo neoclásico, retorna un mito al mundo de la industria de las dos ruedas, uno de los apellidos más ilustres en “esto” de lo retro. La Bonneville regresa por la puerta grande en diversas variantes de las que la Street Twin (para entendernos, la anterior Bonneville de 865cc) se convierte en la más accesible, la más versátil por su adaptación al uso urbano y una moto destinada a servir con agilidad y manejabilidad a los moteros más jóvenes, actuales y modernos. Es el turno de réplica ante la invasión de motos retro de una marca como Triumph que siempre ha sacado pecho y provecho en el segmento classic, su segmento favorito. Su apuesta es clara: preservar el linaje con un estilo inconfundible pero con las actualizaciones tecnológicas pertinentes -ABS, control de tracción, acelerador electrónico, LED- y unas altas posibilidades de personalización. El precio casi se mantiene y eso es un logro. La “reconquista” comienza por esta Street Twin, divertida, intuitiva y agradable dinámicamente. Su carismático diseño se funde en sintonía con un motor más eficiente y capaz en donde le interesa, en bajo y medios, para incrementar sus aceleraciones, y con una parte ciclo eficaz.

 

“KITS DE INSPIRACIÓN” para la Triumph Street Twin

Triumph ha creado además un juego de tres “kits de inspiración” y que se pueden instalar como “llave en mano” en el propio concesionario oficial:

El kit de inspiración “Scrambler” (2.150 euros)

Para lograr un inconfundible estilo off-road:

  • Sistema de escape Vance & Hines alto con un elegante acabado cepillado (solo para uso fuera de la vía pública)
  • – Kit de desmontaje del guardabarros trasero con faro compacto
  • – Asiento acanalado marrón
  • – Puños “barrel style” marrones
  • – Intermitentes LED compactos
  • – Cubre-cárter de aluminio cepillado

El kit de inspiración “Brat Tracker” (1.600 euros)

Para lograr un estilo urbanita más agresivo:

  • – Silenciosos desmontables Vance & Hines de acabado cepillado
  • – Kit de desmontaje del guardabarros trasero con faro compacto
  • – Asiento acanalado negro
  • – Intermitentes LED compactos
  • – Puños “barrel style” negros
  • – Cubre-cárter de aluminio cepillado

El kit de inspiración “Urban” (1.350 euros)

Para lograr un estilo informal con una posición de pilotaje urbana más agresiva:

  • – Manillar de estilo “Ace”
  • – Silenciosos desmontables Vance & Hines de acabado cepillado
  • – Intermitentes LED compactos
  • – Cúpula tintada corta
  • – Alforja lateral de cuero y algodón encerado

NOVEDADES TRIUMPH STREET TWIN 2016

-Motor completamente nuevo, bicilíndrico de 900cc, calado a 270º, Euro 4

-Potencia máxima de 55 CV a 5900 rpm

-Par máximo de 80 Nm, 18% más que modelo anterior, y redistribuido en medios y bajos regímenes

-Embrague anti-rebote, cambio de marchas suavizado

-Reducción de consumo de combustible del 36%

-Diseño con acabados más contemporáneos y ausencia de cromados

-Sonido reafinado, más grave y excitante

-Gran cantidad de accesorios disponibles (150) específicos para personalizarla

-Suspensiones y parte ciclo completamente nuevos, mayor recorrido de los amortiguadores

-Ergonomía mejorada para una mayor manejabilidad

-Faro trasero con nueva tecnología LED

-Espuma interior del asiento más consistente

-Toma de corriente USB bajo el asiento

-Ayudas electrónicas de serie: Control de tracción desconectable, ABS y acelerador electrónico Ride-by-Wire.

-Detalles: tapas del motor negras

-Legendaria silueta naked invariada

-Gráficos en el depósito de nuevo diseño

-Tapón de combustible cromado con cerradura

-Llantas de aleación acabadas en negro

-Nuevos silenciosos rectos de acero inoxidable cepillado

-Depósito de combustible pasa de 16 a 12 litros

 

Puedes encontrar el artículo original en la página de Motofan[:]

Publicado el

[:es]Trámites para la compra-venta de motos[:]

[:es]

Trámites para la compra-venta de motos

En esta sección te contamos los trámites que tienes que seguir para comprar o vender tu moto

Preguntas más frecuentes:

¿Qué trámites tengo que hacer cuando voy a comprar una motocicleta?

¿Qué trámites tengo que hacer cuando voy a vender una motocicleta?

Alta y baja de motos

¿Qué trámites tengo que hacer cuando voy a comprar una moto?

Has encontrado la moto de tus sueños o la que necesitas pero ¿qué tienes que hacer para que sea tuya? Algunos consejos antes de la compra:

Antes de decidirte es recomendable que solicites un Informe del Estado del Vehículo a la DGT para asegurarte que no tiene multas pendientes ni que es robada. La información facilitada también incluye número de transferencias, historia de la ITV, defectos, número de propietarios, etc. También lo puedes conseguir aquí.

Solicita al dueño el libro de mantenimiento y las facturas de revisiones y reparaciones.

Imprescindible revisar su estado general: posibles arañazos, estado de los neumáticos, el grosor de las pastillas de freno, el estado de lo discos, si hay marcas de aceite o picotazos de piedras en la horquilla delantera, holguras en el manillar, sistema eléctrico, si tiene un buen arranque…

Para el cambio de titularidad necesitarás la siguiente documentación:

Permiso de circulación de la motocicleta, original y fotocopia.

Ficha técnica de la ITV en vigor, obligatoria si la motocicleta tiene cuatro años o tres años en el caso de un ciclomotor.

Justificante del pago del impuesto de circulación de vehículos a motor, original y fotocopia.

DNI -o CIF en caso de personas jurídicas- del vendedor y comprador o fotocopia en caso de que el vendedor no asista al cambio de titularidad. No será necesario identificar al vendedor si éste ha presentado previamente la notificación de la venta. Si el comprador o vendedor es un menor o incapacitado serán necesarios los datos y firma del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite el concepto por el que actúan.

Contrato de compraventa en el que figure el nombre y DNI del comprador y vendedor, los datos del vehículo -marca, modelo, matrícula y número de bastidor- el precio de venta y fecha de la operación. Se aconseja firmar por ambas partes tres copias ya que una se queda en la DGT.

Impreso de solicitud de cambio de titularidad que lo facilita la DGT. Debe ir firmado por las dos partes.

Si se trata de motocicletas procedentes de Canarias, Ceuta o Melilla es necesario certificado de Aduanas (8,20 €).

En supuestos de transferencia por fallecimiento se presentará declaración de herederos o testamento acompañado de certificado de últimas voluntades, o cuaderno particional en que conste la adjudicación del vehículo, y el impuesto de sucesiones.

A tener en cuenta:

Si has adquirido el vehículo en un compraventa, por lo general se encargará de realizar la gestión del cambio de titularidadentregándote la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo y del permiso de circulación ya a tu nombre.

Si has comprado la moto a un particular, no olvides quedarte con un copia del contrato de compraventa, fotocopia delDNI del vendedor, la solicitud del cambio de titularidad del vehículo firmada por ambos y la documentación del vehículo -Tarjeta ITV, permiso de circulación y recibo del impuesto municipal de circulación correspondiente al año anterior al trámite de compra-venta-.

Pasos a seguir una vez que dispones de toda la documentación:

En una oficina de Hacienda de tu Comunidad Autónoma tendrás que abonar el impuesto de transmisiones patrimoniales (modelo 620). Este trámite puedes efectuarlo por Internet si tu domicilio fiscal se encuentra en Andalucía, Aragón, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Illes Balears, Madrid y Murcia. En este caso obtendrás un Código Electrónico de Transferencias (CET) que te servirá para acreditar que has cumplido tu obligación fiscal. El impuesto de transmisiones patrimoniales es el 4% del valor del vehículo según las tablas de precios de vehículos de segunda mano que manejan en Hacienda. Cuidado con declarar un valor menor al pagado ya que, además de ser un fraude, en caso de problemas con el vendedor solo podrás reclamar por el precio declarado.

Acude a la Jefatura de Tráfico, bien de tu domicilio, del domicilio del vendedor o de la provincia de matriculación del vehículo para efectuar el trámite de cambio de titularidad. El precio en 2014 es de 52,80 €, excepto para ciclomotores, que cuesta 26,40 €.

Por lo general es el comprador quien se hace cargo de pagar las tasas por cambio de titularidad en la DGT y el impuesto de transmisiones patrimoniales. El plazo es de 30 días desde la firma del contrato.

¿Qué trámites tengo que hacer cuando voy a vender una moto?

Para realizar la venta de una motocicleta ya matriculada es necesario disponer de la siguiente documentación:

Permiso de circulación de la motocicleta, original y fotocopia.

Ficha técnica de la ITV, obligatoria si la motocicleta tiene cuatro años o tres años en el caso de un ciclomotor.

Justificante del pago del impuesto de circulación de vehículos a motor, original y fotocopia.

DNI del vendedor y comprador o fotocopia en caso de que alguna de las partes no asista al cambio de titularidad. Por lo general son el comprador o empresa de compra-venta los encargados de realizar el trámite.

Contrato de compraventa en el que figure el nombre y DNI del comprador y vendedor, los datos del vehículo -marca, modelo, matrícula y número de bastidor-, el precio de venta y fecha de la operación. Se aconseja firmar por ambas partes tres copias ya que una se queda en la DGT.

Impreso de solicitud de cambio de titularidad que lo facilita la DGT de forma gratuita. Debe ir firmado por las dos partes.

Además, si vas a vender tu motocicleta debes tener en cuenta estos consejos:

Nunca entregues tu vehículo sin tener en tus manos el contrato de compraventa firmado o una copia del mismo (si la venta es entre particulares) o la factura con el CIF del comprador (si entregas la moto a un compraventa). En el caso de que la operación se realice con un particular también tendrá que dejarte una fotocopia de su DNI en España. Tampoco olvides indicar en el contrato de compraventa la hora y minutos de la entrega de la moto para evitar problemas de multas de tráfico o por no haber pasado la ITV.

Indica al comprador un plazo de 15 días para que te remita una copia del permiso de circulación donde venga reflejado elcambio de titularidad. Si no recibes la información acércate a la Jefatura de Tráfico para comunicar que has vendido tu motocicleta. El impreso de solicitud de notificación de venta lo puedes descargar en la web de la DGT.

Por lo general es el comprador quien se hace cargo de pagar las tasas por cambio de titularidad (52,80 €, excepto ciclomotores 26,40 € en 2014) en la DGT y el impuesto de transmisiones patrimoniales (4% del valor del vehículo según las tablas de precios de vehículos de segunda mano que manejan en Hacienda). El pago de este impuesto se realiza en Hacienda (modelo 620).

Entrega la moto y las llaves a su nuevo dueño justo cuando se efectúe el pago.

Alta y baja de motos

Cómo dar de baja o alta una motocicleta

Los trámites que tienes que realizar varían en función de si vas a dar de baja una motocicleta de forma temporal o definitiva.

Trámites para la baja temporal

Puedes optar por dar de baja tu moto de forma temporal por motivos personales, porque la has entregado en un centro de compraventa o porque te la han robado. En cualquier de estos casos tendrás que acudir a la Jefatura de Tráfico y pagar una tasa de 8,20 €. La documentación que necesitas es la siguiente:

Solicitud en impreso oficial facilitado en la DGT.

DNI del titular de la motocicleta y permiso de conducción español. En el caso de extranjeros necesitarán la tarjeta de residencia, pasaporte y Número de Identificación de Extranjeros. En el caso de menores de edad o incapacitados, los datos y firma del padre, madre o tutor, su DNI y documento que acredite el concepto por el que actúan.

Documentación del vehículo: permiso de circulación y tarjeta ITV (motocicletas con 4 años o ciclomotores a partir de 3 años).

Si te han robado la moto también tendrás que presentar la denuncia de sustracción.

Si pasado un tiempo decides darla de alta nuevamente, necesitarás:

La solicitud, el pago de la tasa e identificación del interesado detallado más arriba.

Tarjeta de ITV

Acta de recuperación del vehículo si se trataba de una baja temporal por sustracción. En este caso no se abonará la tasa.

Trámites para la baja definitiva

A diferencia de lo que ocurre con turismos, furgonetas hasta 3.500 kg o vehículos de tres ruedas con cilindrada superior a 50 cc, en el caso de las motocicletas o ciclomotores no es obligatorio tramitar la baja en un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT), aunque sí recomendable.

Si optas por tramitar la baja definitiva en un CAT (desguace autorizado) tienes que entregar la moto junto con el permiso de circulación y la tarjeta de inspección técnica, y firmar la solicitud de baja que te entregan allí mismo. El Centro te tendrá que facilitar el certificado de destrucción del vehículo y el justificante de la baja definitiva de la DGT, que te servirá para acreditar la situación del vehículo.

En el caso que decidas realizar el trámite de baja directamente en la Jefatura de Tráfico deberás aportar la misma documentación detallada en la baja temporal.

En ambos casos la tasa a pagar es de 8,20 € excepto si aportas el certificado de tratamiento medioambiental del vehículo o si tiene 15 o más años desde su primera matriculación en España.

Trámites para la baja definitiva por traslado de la moto a otro país

En el caso de que decidas trasladar tu moto al extranjero y por tanto darla de baja en el Registro español de vehículos tendrás que aportar:

Solicitud en impreso oficial cumplimentado.

Abonar la tasa de 8,20 € (excepto vehículos con 15 o más años desde su primera matriculación en España).

Identificación del interesado: con un documento oficial que acredite la identidad y domicilio del titular o, en el caso de empresas, con la tarjeta de identificación fiscal de la sociedad y acreditar la representación e identidad del que firme.

Documentación del vehículo: tarjeta ITV y permiso de circulación.

Si la baja es por traslado a un país fuera de la Unión Europea, también hay que aportar declaración responsable del interesado en la que conste que el vehículo no es un residuo.

En todas las opciones de baja, la existencia de un precinto es un impedimento para tramitar la baja, es preciso cancelarlo previamente.

Trámites para dar de alta una motocicleta para su rehabilitación

La DGT también da la opción de dar de alta un vehículo dado de baja definitiva en el Registro de Vehículos con fecha anterior al 12/02/2004 para la rehabilitación del mismo y así autorizar su vuelta a la circulación. En este caso es necesario aportar:

Solicitud en impreso oficial.

Pago de la tasa por importe de 94,80 € (26,40 € para los ciclomotores).

Identificación del interesado como se ha detallado más arriba.

Si el solicitante no es el titular del vehículo tendrá que aportar un documento acreditativo de la propiedad (contrato de compraventa, factura de compra…).

En el caso de que se trate de un vehículo adjudicado en subasta por la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas, el acta o certificado de adjudicación legitimará al adjudicatario para solicitar su rehabilitación.

Una vez presentada esta documentación, la Jefatura de Tráfico, si procede, dirigirá un oficio a la estación de ITV, para que someta la moto a inspección. Una vez superada la inspección, se presentarán los siguientes documentos:

Tarjeta ITV expedida para este fin.

Justificante del pago/exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales si no se presenta factura y la persona que solicita la rehabilitación es distinta del último titular.

Justificante del pago/exención del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales si no se presenta factura y la persona que solicita la rehabilitación es distinta del último titular.

Espero que sean útiles estos consejos sobre los trámites para la compra-venta de motos. Si quieres saber más o tienes alguna duda comenta aquí.

[:]

Publicado el

[:es]La estafa en la venta de motos de segunda mano[:]

[:es]La gran ventaja de poder acceder a miles de motos puestas a la venta tanto por particulares como por empresas, también puede tener inconvenientes. Tendremos que ir con cuidado, ya que ocultos entre estas miles de ofertas se encuentran anuncios de estafadores esperando hacer su negocio con incautos que creen haber encontrado un chollo.

Distinguir si un anuncio es una estafa

Es fácil distinguir un anuncio estafa de uno verdadero siguiendo unas sencillas reglas que os pasaremos a explicar, pero siempre con una máxima que tendremos que tener muy presente: “nadie da duros a cuatro pesetas”. Esperemos que al igual que nos sorprendemos cuando alguien cae en timos como el de la estampita, llegue el momento en el que también nos sorprenda que alguien nos cuente que se ha quedado sin moto y sin dinero por fiarse de una anuncio que vio en Internet.

Las reglas básicas que debemos seguir para detectar estos anuncios timo en la primera fase de contacto, son las siguientes:

  • La moto que ofrecen tienen un precio muy bajo con respecto al valor de mercado, parece ser un chollo único.
  • La persona que se pone en contacto con nosotros siempre a través del correo no escribe el castellano correctamente y en el número de teléfono del anuncio no responde nadie (no necesariamente tiene que ser un móvil).
  • Casi siempre suele contar una historia sobre que la moto se encuentra en otro país que no pueden volver a España o que necesitan el dinero por unas deudas que vencen en 15 días.

Estas son algunas de las características principales que te puedes encontrar en estas estafas aunque por supuesto hay muchas variantes sobre la historia que te cuentan, por eso la primera regla que debes tener siempre en cuenta es que una moto escandalosamente nueva y bonita a un precio ridículo, simplemente es muy difícil que exista.

Evitar la estafa en la venta de motos de segunda mano

Tened estas cosas en cuenta a la hora de comprar una moto, tanto en la sección de cafe racer de segunda mano como en cualquier otro sitio web y recordaros que casi todas las páginas de anuncios de segunda mano tienen opciones para poder denunciar con un solo click este tipo de anuncios. Pero si ya estáis atrapados en una de estas estafas será mejor que lo pongáis en conocimiento de la sección de delitos informáticos de la Guardia Civil.[:]

Publicado el

Reformas en la moto, homologación y legalización en la ITV

Reformas en la moto, homologación y legalización en la ITV

[:es]Este artículo puede resultar algo alarmante y en cierto modo dependemos de la flexibilidad del inspector de la ITV de turno, pero el tema de las reformas en la moto no es baladí.

Dada la pasión que proferimos a nuestras monturas solemos permitirnos ciertas personalizaciones, mejoras o adaptaciones a nuestro gusto y necesidades, diría que es difícil encontrar una moto se encuentre estrictamente de serie… y es que a todos nos gusta ese sonido grave de un buen escape alternativo, o una sensible mejora en tacto de frenada proporcionada por esos latiguillos inextensibles que debieran ser de serie.

Posiblemente con la proliferación de las Street-Fighter, el gobierno quiso acotar el terreno con una nueva y restrictiva ley para controlar en lo posible cualquier capricho del motero, actuando como brazo ejecutor por medio de las temidas ITV´s.

El nuevo reglamento no distinguía entre “reformas” y “reformas de importancia”,  metiendo  en el mismo saco cualquier retoque por pequeño que fuera, por lo que usuarios y fabricantes de la industria auxiliar se echaron manos a la cabeza, presionando a la administración y consiguiendo que ciertas  modificaciones o “mejoras” no fueran consideradas reformas…

CONSIDERACIONES DE NO REFORMA

Partiendo desde la base de que cualquier cambio o accesorio que pongamos a nuestra moto debe tener homologación europea, copio parte de la legislación que nos exime de legalización en ITV puesto que no es considerado como reforma:

Elementos externos

“No tendrá consideración de reforma la instalación de elementos que sean desmontables cuando se utilicen los anclajes previstos por el fabricante (ej.: maletas, baúles, alforjas de cuero, bolsas sobredepósito, portaequipajes…). Los soportes base de estos elementos no tendrán consideración de reforma siempre y cuando una vez instalados en la motocicleta no sobresalgan de la anchura máxima del vehículo. Asimismo, no tendrá consideración de reforma la instalación de altavoces, paramanos, puños calefactables, soportes GPS, pequeños interruptores/dispositivos para el sistema de alarma o similar, topes anticaídas y protectores de motor, quillas, deflectores de aire. Los elementos decorativos y molduras que no sobresalgan del ancho del vehículo tampoco serán considerados reformas”.

Carenados y cúpulas
“En los vehículos de 2 ó 3 ruedas se entenderá por carrocería el carenado, parabrisas, la cúpula o cualquier elemento que rodee y proteja a los ocupantes o al vehículo. No obstante, las cúpulas cuya instalación no supere el valor máximo de la altura recogida en la homologación de tipo del vehículo o que se puedan desmontar, sin necesidad de ninguna herramienta, no se considerarán reforma”.

Asiento
“La modificación del sillín y/o instalación de respaldo en vehículos de categoría L1e, L3e y Quads no se considerará reforma si no afecta al número de plazas, asidero ni dimensiones máximas del vehículo, en cuyo caso se tramitarán por la/s reforma/s correspondiente/s. No se considerará reforma la instalación de tapa cosmética que oculta el asiento del pasajero”.

Manetas y pedales (freno/embrague/cambio)
“No se considerará reforma la sustitución de manetas y/o pedales que mantengan la configuración, emplazamiento y dimensiones originales del vehículo. La sustitución de una palanca manual de cambio por otra de similares características no se considera reforma”.

Neumáticos
“No se considerará reforma la instalación de neumáticos que cumplan con los siguientes criterios de equivalencia:- Índice de capacidad de carga igual o superior.- Código de categoría de velocidad igual o superior.- Igual diámetro exterior con una tolerancia de + 3 %.- Que el perfil de la llanta de montaje sea el correspondiente al neumático”.

Escapes
“Para la sustitución de silenciosos de escape se admiten dispositivos homologados para el vehículo reformado conforme a la directiva 97/24/CE Capitulo 9, en vehículos matriculados con anterioridad a 01/01/2009 u homologados con la Directiva 2005/30/CE o posteriores para el resto de vehículos sin necesidad de realización deensayos.En vehículos con homologación por 92/61/CEE o 2002/24/CE, será obligatorio la incorporación de un silencioso homologado por 2005/30/CE o 97/24/CE Capítulo 9.No se considerará reforma la sustitución de silenciosos por otros que cumplan la Directiva 97/24/CE Capítulo 9 o sustitución de catalizadores por otros que cumplan la Directiva 2005/30/CE”.

Anoto que la altura del vehículo viene determinada por los retrovisores o cúpula original, la longitud corresponde a la distancia entre el principio del neumático delantero hasta el final del guardabarros, y el ancho del vehículo corresponde a la anchura del manillar.

Supuestamente ningún vehículo debería tener problemas en pasar la ITV aun efectuando las modificaciones anteriores siempre y cuando el accesorio instalado esté homologado por el fabricante.

Ahora bien, el problema aparece cuando deseamos instalar algún accesorio o reforma considerados como tales. Veremos lo que legalmente se considera reforma según la ley:

CONSIDERACIONES DE REFORMA

“Reforma de vehículo: Toda modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo después de su matriculación, y en remolques ligeros después de ser autorizados a circular, que o bien cambia alguna de las características del mismo, o es susceptible de alterar los requisitos reglamentariamente aplicables contenidos en el Real Decreto 2028/1986, de 6 de Junio por el que se dictan normas para la aplicación de determinadas directivas de la CEE, relativas a la homologación de vehículos automóviles, remolques y semirremolques, así como de parte y piezas de dichos vehículos”

En su virtud, esta Autoridad de homologación considera que una modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo y que no cambie las características por las que un vehículo puede ser definido, o que no afecta a ninguno de los actos reglamentarios aplicables ni a las prescripciones contenidas en las Directivas 2002/24/CE, 2003/37/CE y 2007/46/CE, marcos no debe ser considerada como reforma del vehículo.

Asimismo y por coherencia con el propósito de esta disposición, una modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión, efectuada en un vehículo que signifique la incorporación o supresión de elementos o dispositivos cuya instalación o desmontaje “no requiera herramienta alguna o pueda realizarse con las herramientas normales suministradas por el fabricante del vehículo en cuestión, no deben considerarse reformas”. Sin embargo, aquellos elementos, dispositivos o accesorios de funcionamiento eléctrico o electrónico que se incorporen al vehículo, deben cumplir los requisitos aplicables relativos a la compatibilidad electromagnética.

Y AHORA PONGAMOS ALGUNOS EJEMPLOS DE CAMBIOS QUE HEMOS DE LEGALIZAR EN LA ITV:

1.3 cambio de emplazamiento de la matrícula.
2.6 Modificación o sustitución de las características del
sistema de escape: disposición, volumen total, silenciadores, catalizador, tramo de salida.
2.7 Modificación de la
ubicación, sustitución, adición o reducción del número de depósitos de combustible.
4.5 Sustitución de neumáticos por otros no equivalentes.
4.9 Cambio en dimensiones o índice de carga y/o índice de velocidad en neumáticos.
6.5 Modificación del tipo y 
modo de mando o incorporación de sistemas avanzados.
6.6 Sustitución del manillar por otro.
7.3 Modificación, adición o cambio de posición de los mandos de accionamiento del freno (mandos avanzados).
8.1 Reducción de plazas de asiento.
8.10 Sustitución de asiento por otro distinto.
8.55 Instalación de una estructura de protección frente a la caída de objetos (FOPS).
8.90 Acoplamiento de un sidecar a una motocicleta.
8.91 Modificación o incorporación de mandos, testigos e indicadores.
8.92 Modificación o incorporación de un asidero.
8.93 Sustitución de un velocímetro.
8.94 Modificación, sustitución o incorporación de Dispositivo Antirrobo.
8.95 Modificación o adición de un caballete.
8.96 Sustitución o incorporación de avisador acústico.
9.1 Adición de cualquier elemento, dispositivo, sistema, componente o unidad técnica independiente de alumbrado y señalización.
9.2 Modificación o sustitución de cualquier elemento, dispositivo, sistema, componente o unidad técnica independiente de alumbrado y señalización, en cuanto a ubicación o características.

Bien, una vez que tenemos claro que nuestra reforma necesita de autorización, después de haberla efectuado en un taller acreditado, tenemos que preparar ciertos documentación y presentarnos con nuestro vehículo en la ITV, para que previo pago, nos legalicen la reforma y lo hagan constar en la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo para no ser sancionados por los agentes de circulación.

PROCESO DE LEGALIZACIÓN DE REFORMA, DOCUMENTOS NECESARIOS:

– Informe o dictamen emitido por el fabricante de la moto, o su representante legal debidamente acreditado en España. Si, como sucede en la mayoría de los casos, el fabricante de tu moto no autoriza, o no emite el informe favorable para las reformas (normalmente sólo documentan los accesorios originales que vende el propio fabricante), se puede sustituir por otro firmado por un Laboratorio Oficial (Servicio Técnico en el argot del Real Decreto) acreditado en España para Reformas. Estos informes deben indicar que las condiciones de seguridad y de protección medioambiental de la moto tras la reforma, cumplen los requisitos exigidos.

– Certificado del taller o talleres que han efectuado la o las reformas, indicando en qué consiste la reforma y certificando que la misma cumple la normativa vigente.

– En ciertas reformas (modificación de la suspensión, dirección, frenos, carrocería…) se exige además un Proyecto Técnico y un Certificado de ejecución de obra, ambos redactados por un ingeniero competente. El Proyecto Técnico deberá contener unos datos, cálculos y esquemas mínimos para cada tipo de reforma.

Después de este proceso, lograremos que nuestra reforma sea legalizada y aparezca de esta forma, un ejemplo:

homologar-ITV[1]

Imagen de actualidadmotor.com

Entiendo que este tema es hartamente complicado. Y para aclararnos (o complicarnos) más la vida, tenemos un Real Decreto titulado “MANUAL DE REFORMAS DE VEHÍCULOS” en el que podremos comprobar las instrucciones pertinentes para legalizar cualquier tipo de reforma este es el enlace:

http://www.minetur.gob.es/es-ES/servicios/Documentacion/DocumInteres/ManualdeReformasdeVehiculosRevision1_Marzo2012.pdf

Lo considero de difícil interpretación, creo que es más sencillo consultarlo directamente en una ITV.

Por último recordar la obligatoriedad de pasar la primera inspección a los cuatro años de antigüedad, y posteriormente cada dos, debemos saber que circular sin haber legalizado las reformas efectuadas podrá ser motivo de sanción por los agentes de tráfico, que además retirarán la documentación para evitar la libre circulación del vehículo. Dios nos ampare…[:]