Publicado el

Convertir coche o moto en vehículo histórico

Vehículo histórico

Vehículo histórico. Aprovechando que ayer terminé el último trámite para convertir mi vieja Goldwing en vehículo histórico y con la resolución que así lo demuestra ya en mi poder he pensado que es momento de contar algunas cosas que seguro que a más de uno le van a venir fenomenal.

Obtener una matrícula de vehículo histórico permite disfrutar de muchas ventajas, como alargar hasta cinco años la periodicidad de las inspecciones técnicas (ITV), bonificaciones o descuentos en el seguro o la posible exención del pago del impuesto municipal. Sin embargo, los trámites y el papeleo que todo esto conlleva pueden resultar muy molesto y lentos y los costes finales pueden rondar entre los 400 y 600 €. A continuación os comentaré algunas ventajas e inconvenientes de convertir el coche en un vehículo histórico, además de los requisitos y trámites necesarios para su obtención.




1. Legislación sobre la posesión y el uso de vehículos históricos

La reglamentación de este procedimiento está contenida en el Real Decreto 1247/95 del 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos y se deroga el artículo 249 del Código de Circulación.

Para poder matricular el coche como vehículo histórico, debe tener más de 25 años y superar la ITV y otros exámenes técnicos

En el mismo se recogen tanto el concepto, condiciones, requisitos y documentación que rigen su catalogación, como las inspecciones y permisos necesarios de circulación. Si bien, lo dispuesto en el Reglamento se entiende sin perjuicio de las competencias asumidas por las comunidades autónomas en sus propios estatutos.

2. Definición de vehículo histórico

Según el decreto, se consideran vehículos históricos aquellos que:

  • cuentan con una antigüedad mínima de 25 años desde su fabricación o desde la fecha de su primera matriculación y no han sufrido modificaciones.
  • están incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarados bienes de interés cultural.
  • los llamados vehículos de colección que, por sus características, singularidad o escasez manifiesta, merezcan acogerse al régimen de vehículos históricos.

3. Cómo obtener la acreditación de vehículo histórico

La Dirección General de Tráfico (DGT) ofrece, a través de su web, el procedimiento para su tramitación, que ha de solicitarse en la Jefatura de Tráfico de la provincia del domicilio del interesado.

  1. Precio Una tasa de 92,80 euros, excepto para los ciclomotores, que es de 25,80 euros.
  2. Documentación necesaria
    • Personas físicas: debe aportarse un documento oficial que acredite la identidad y domicilio del titular (DNI, permiso de conducir español, tarjeta de residencia, pasaporte más Número de Identificación de Extranjeros).
    • Acreditación de la propiedad del vehículo en el caso de que no sea el mismo titular el que matriculará y el que figura en la documentación original (documento notarial: acta de notoriedad o de manifestaciones; factura de compra si se adquiere por compraventa o a una persona jurídica; contrato de compraventa si es entre particulares).
    • Cuanta documentación se disponga para acreditar las características del automóvil.
    • Acreditación documental de la declaración de bien de interés cultural o de estar incluido en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español.
    • Informe de inspección previa de un laboratorio oficial acreditado por la consejería de industria de cada comunidad autónoma sobre su condición de histórico.
    • Resolución favorable de la consejería de industria de la comunidad autónoma en la que esté adscrito el laboratorio oficial para incluirlo en el catálogo de vehículos históricos.
    • Tarjeta de inspección técnica expedida por una estación ITV de la provincia del domicilio del interesado, en la que conste la matriculación como vehículo histórico. Una vez solventada la ITV y junto con el informe del laboratorio la Jefatura Provincial de Tráfico, matriculará el coche como histórico.




  1. Resto de documentación
    • Informe del fabricante o de un club de automóviles antiguos, que acredite los motivos para su consideración de histórico, las limitaciones en el permiso de circulación que debe asumir y los requisitos de los que está exento en la ITV.
    • Ficha técnica reducida de las características del vehículo emitida por la empresa productora.
    • Cuatro fotografías en color del coche (ambos laterales, delantera y trasera).
    • Permiso de circulación y tarjeta ITV, si el automóvil está en circulación.
    • Documentación extranjera del vehículo, si este procede de otro país.
    • Justificante del pago, exención, o no sujeción de distintos impuestos, como el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte, el impuesto de circulación del ayuntamiento donde tenga su domicilio el solicitante, o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (para un contrato entre particulares o documento notarial).
    • Documento Único Administrativo (DUA), expedido por la Aduana en el caso de que se trate de un vehículo importado procedente de terceros países.

4. Ventajas

  • Exención del pago del impuesto municipal de circulación. Depende de cada municipio.
  • Mayor periodicidad en las inspecciones obligatorias (ITV), que puede extenderse hasta cinco años en función de las características del automóvil (varían de dos a cinco años).
  • Seguros más baratos: las pólizas de seguros de este tipo de vehículos son más económicas, ya que presentan una siniestralidad cercana al 20%, frente al rango de entre el 50% y el 70% de los coches habituales. Hay, además, seguros específicos para clubs de vehículos históricos, con precios especiales para asegurar varios ejemplares.
  • Exenciones en nuevas legislaciones de control de emisiones de gases, nivel de ruidos…

5. Inconvenientes

  • Costes: todos los procesos han de pagarse y el precio final puede superar los 600 euros. Además, la documentación necesaria es muy numerosa e implica mucho tiempo.
  • Limitaciones de las aseguradoras: las compañías de seguros aplican restricciones y cláusulas en las pólizas, como el número de kilómetros recorridos al año, la periodicidad de uso o las vías de circulación.
  • Restricciones de uso: según las características técnicas del coche, la tarjeta de la inspección técnica (ITV) puede presentar limitaciones: como restricciones en la circulación nocturna o en condiciones climáticas adversas con visibilidad reducida.
  • Limitaciones en carretera: los automóviles que no superen los 40 km/h deberán circular por el arcén o tan pegados a él como les sea posible. Los que no alcancen una velocidad mínima de 60 km/h no podrán circular por autopista ni autovía. En determinadas fechas y vías se podrá prohibir la circulación de los que no superen los 80 km/h.
  • Debido a su condición de vehículo histórico, el Estado puede apelar a los nuevos derechos que adquiere sobre el mismo, como solicitarlo para una exposición o eventos.




 

En mi caso, se trata de una moto de importación, del año 1980, que había que homologar, sacar la matrícula histórica y pasar la ITV. Todo el proceso ha tardado unos 3 meses (aunque podían haber sido dos o menos ya que tuve bastantes problemas con el taller). El proceso de homologación se retrasó bastante y los datos que se enviaron a fomento para tramitar la certificación de vehículo histórico estaban mal, por lo que la carta nunca me llegaba. Tuve que ir a la Consejería de Fomento tras enterarme que me habían mandado la carta en dos ocasiones, pedir una copia compulsada (me costó 25 irrisorios céntimos). Con la resolución de histórico y la homologación ya solo me queda pasarle la ITV, sobre todo se tienen que fijar en la emisión de gases y los decibelios según dice la carta de la resolución, aunque supongo que ya le harán la inspección completa. A ver si hay suerte y la semana que viene puedo tenerla ya en la calle.

A continuación os pongo un ejemplo de los costos que conlleva convertir una moto BMW R en vehículo histórico de un caso que vi en algún foro:

Laboratorio + ITV con ficha tecnica= 459,50€
Resolución de industria = 0€
Pedir fecha de fabricación al archivo histórico BMW: 0€
Acta de manifestaciones, Notario: 28,97€
Hacienda, Impreso 620+565: 96€
Atención: Se paga un 4% y 12% de lo que se declara en el contrato compraventa o factura.
Impuesto municipal: En mi caso 60,27€
Trafico: 91,80€
Placa matricula:12,90€

TOTAL: 764,44 €

 

Parte del artículo y la información legislativa ha sido sacada de: http://www.consumer.es/web/es/motor/seguros_y_legislacion/2012/08/30/212597.php

Publicado el

Reformas en la moto, homologación y legalización en la ITV

Reformas en la moto, homologación y legalización en la ITV

[:es]Este artículo puede resultar algo alarmante y en cierto modo dependemos de la flexibilidad del inspector de la ITV de turno, pero el tema de las reformas en la moto no es baladí.

Dada la pasión que proferimos a nuestras monturas solemos permitirnos ciertas personalizaciones, mejoras o adaptaciones a nuestro gusto y necesidades, diría que es difícil encontrar una moto se encuentre estrictamente de serie… y es que a todos nos gusta ese sonido grave de un buen escape alternativo, o una sensible mejora en tacto de frenada proporcionada por esos latiguillos inextensibles que debieran ser de serie.

Posiblemente con la proliferación de las Street-Fighter, el gobierno quiso acotar el terreno con una nueva y restrictiva ley para controlar en lo posible cualquier capricho del motero, actuando como brazo ejecutor por medio de las temidas ITV´s.

El nuevo reglamento no distinguía entre “reformas” y “reformas de importancia”,  metiendo  en el mismo saco cualquier retoque por pequeño que fuera, por lo que usuarios y fabricantes de la industria auxiliar se echaron manos a la cabeza, presionando a la administración y consiguiendo que ciertas  modificaciones o “mejoras” no fueran consideradas reformas…

CONSIDERACIONES DE NO REFORMA

Partiendo desde la base de que cualquier cambio o accesorio que pongamos a nuestra moto debe tener homologación europea, copio parte de la legislación que nos exime de legalización en ITV puesto que no es considerado como reforma:

Elementos externos

“No tendrá consideración de reforma la instalación de elementos que sean desmontables cuando se utilicen los anclajes previstos por el fabricante (ej.: maletas, baúles, alforjas de cuero, bolsas sobredepósito, portaequipajes…). Los soportes base de estos elementos no tendrán consideración de reforma siempre y cuando una vez instalados en la motocicleta no sobresalgan de la anchura máxima del vehículo. Asimismo, no tendrá consideración de reforma la instalación de altavoces, paramanos, puños calefactables, soportes GPS, pequeños interruptores/dispositivos para el sistema de alarma o similar, topes anticaídas y protectores de motor, quillas, deflectores de aire. Los elementos decorativos y molduras que no sobresalgan del ancho del vehículo tampoco serán considerados reformas”.

Carenados y cúpulas
“En los vehículos de 2 ó 3 ruedas se entenderá por carrocería el carenado, parabrisas, la cúpula o cualquier elemento que rodee y proteja a los ocupantes o al vehículo. No obstante, las cúpulas cuya instalación no supere el valor máximo de la altura recogida en la homologación de tipo del vehículo o que se puedan desmontar, sin necesidad de ninguna herramienta, no se considerarán reforma”.

Asiento
“La modificación del sillín y/o instalación de respaldo en vehículos de categoría L1e, L3e y Quads no se considerará reforma si no afecta al número de plazas, asidero ni dimensiones máximas del vehículo, en cuyo caso se tramitarán por la/s reforma/s correspondiente/s. No se considerará reforma la instalación de tapa cosmética que oculta el asiento del pasajero”.

Manetas y pedales (freno/embrague/cambio)
“No se considerará reforma la sustitución de manetas y/o pedales que mantengan la configuración, emplazamiento y dimensiones originales del vehículo. La sustitución de una palanca manual de cambio por otra de similares características no se considera reforma”.

Neumáticos
“No se considerará reforma la instalación de neumáticos que cumplan con los siguientes criterios de equivalencia:- Índice de capacidad de carga igual o superior.- Código de categoría de velocidad igual o superior.- Igual diámetro exterior con una tolerancia de + 3 %.- Que el perfil de la llanta de montaje sea el correspondiente al neumático”.

Escapes
“Para la sustitución de silenciosos de escape se admiten dispositivos homologados para el vehículo reformado conforme a la directiva 97/24/CE Capitulo 9, en vehículos matriculados con anterioridad a 01/01/2009 u homologados con la Directiva 2005/30/CE o posteriores para el resto de vehículos sin necesidad de realización deensayos.En vehículos con homologación por 92/61/CEE o 2002/24/CE, será obligatorio la incorporación de un silencioso homologado por 2005/30/CE o 97/24/CE Capítulo 9.No se considerará reforma la sustitución de silenciosos por otros que cumplan la Directiva 97/24/CE Capítulo 9 o sustitución de catalizadores por otros que cumplan la Directiva 2005/30/CE”.

Anoto que la altura del vehículo viene determinada por los retrovisores o cúpula original, la longitud corresponde a la distancia entre el principio del neumático delantero hasta el final del guardabarros, y el ancho del vehículo corresponde a la anchura del manillar.

Supuestamente ningún vehículo debería tener problemas en pasar la ITV aun efectuando las modificaciones anteriores siempre y cuando el accesorio instalado esté homologado por el fabricante.

Ahora bien, el problema aparece cuando deseamos instalar algún accesorio o reforma considerados como tales. Veremos lo que legalmente se considera reforma según la ley:

CONSIDERACIONES DE REFORMA

“Reforma de vehículo: Toda modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo después de su matriculación, y en remolques ligeros después de ser autorizados a circular, que o bien cambia alguna de las características del mismo, o es susceptible de alterar los requisitos reglamentariamente aplicables contenidos en el Real Decreto 2028/1986, de 6 de Junio por el que se dictan normas para la aplicación de determinadas directivas de la CEE, relativas a la homologación de vehículos automóviles, remolques y semirremolques, así como de parte y piezas de dichos vehículos”

En su virtud, esta Autoridad de homologación considera que una modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión efectuada en un vehículo y que no cambie las características por las que un vehículo puede ser definido, o que no afecta a ninguno de los actos reglamentarios aplicables ni a las prescripciones contenidas en las Directivas 2002/24/CE, 2003/37/CE y 2007/46/CE, marcos no debe ser considerada como reforma del vehículo.

Asimismo y por coherencia con el propósito de esta disposición, una modificación, sustitución, actuación, incorporación o supresión, efectuada en un vehículo que signifique la incorporación o supresión de elementos o dispositivos cuya instalación o desmontaje “no requiera herramienta alguna o pueda realizarse con las herramientas normales suministradas por el fabricante del vehículo en cuestión, no deben considerarse reformas”. Sin embargo, aquellos elementos, dispositivos o accesorios de funcionamiento eléctrico o electrónico que se incorporen al vehículo, deben cumplir los requisitos aplicables relativos a la compatibilidad electromagnética.

Y AHORA PONGAMOS ALGUNOS EJEMPLOS DE CAMBIOS QUE HEMOS DE LEGALIZAR EN LA ITV:

1.3 cambio de emplazamiento de la matrícula.
2.6 Modificación o sustitución de las características del
sistema de escape: disposición, volumen total, silenciadores, catalizador, tramo de salida.
2.7 Modificación de la
ubicación, sustitución, adición o reducción del número de depósitos de combustible.
4.5 Sustitución de neumáticos por otros no equivalentes.
4.9 Cambio en dimensiones o índice de carga y/o índice de velocidad en neumáticos.
6.5 Modificación del tipo y 
modo de mando o incorporación de sistemas avanzados.
6.6 Sustitución del manillar por otro.
7.3 Modificación, adición o cambio de posición de los mandos de accionamiento del freno (mandos avanzados).
8.1 Reducción de plazas de asiento.
8.10 Sustitución de asiento por otro distinto.
8.55 Instalación de una estructura de protección frente a la caída de objetos (FOPS).
8.90 Acoplamiento de un sidecar a una motocicleta.
8.91 Modificación o incorporación de mandos, testigos e indicadores.
8.92 Modificación o incorporación de un asidero.
8.93 Sustitución de un velocímetro.
8.94 Modificación, sustitución o incorporación de Dispositivo Antirrobo.
8.95 Modificación o adición de un caballete.
8.96 Sustitución o incorporación de avisador acústico.
9.1 Adición de cualquier elemento, dispositivo, sistema, componente o unidad técnica independiente de alumbrado y señalización.
9.2 Modificación o sustitución de cualquier elemento, dispositivo, sistema, componente o unidad técnica independiente de alumbrado y señalización, en cuanto a ubicación o características.

Bien, una vez que tenemos claro que nuestra reforma necesita de autorización, después de haberla efectuado en un taller acreditado, tenemos que preparar ciertos documentación y presentarnos con nuestro vehículo en la ITV, para que previo pago, nos legalicen la reforma y lo hagan constar en la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo para no ser sancionados por los agentes de circulación.

PROCESO DE LEGALIZACIÓN DE REFORMA, DOCUMENTOS NECESARIOS:

– Informe o dictamen emitido por el fabricante de la moto, o su representante legal debidamente acreditado en España. Si, como sucede en la mayoría de los casos, el fabricante de tu moto no autoriza, o no emite el informe favorable para las reformas (normalmente sólo documentan los accesorios originales que vende el propio fabricante), se puede sustituir por otro firmado por un Laboratorio Oficial (Servicio Técnico en el argot del Real Decreto) acreditado en España para Reformas. Estos informes deben indicar que las condiciones de seguridad y de protección medioambiental de la moto tras la reforma, cumplen los requisitos exigidos.

– Certificado del taller o talleres que han efectuado la o las reformas, indicando en qué consiste la reforma y certificando que la misma cumple la normativa vigente.

– En ciertas reformas (modificación de la suspensión, dirección, frenos, carrocería…) se exige además un Proyecto Técnico y un Certificado de ejecución de obra, ambos redactados por un ingeniero competente. El Proyecto Técnico deberá contener unos datos, cálculos y esquemas mínimos para cada tipo de reforma.

Después de este proceso, lograremos que nuestra reforma sea legalizada y aparezca de esta forma, un ejemplo:

homologar-ITV[1]

Imagen de actualidadmotor.com

Entiendo que este tema es hartamente complicado. Y para aclararnos (o complicarnos) más la vida, tenemos un Real Decreto titulado “MANUAL DE REFORMAS DE VEHÍCULOS” en el que podremos comprobar las instrucciones pertinentes para legalizar cualquier tipo de reforma este es el enlace:

http://www.minetur.gob.es/es-ES/servicios/Documentacion/DocumInteres/ManualdeReformasdeVehiculosRevision1_Marzo2012.pdf

Lo considero de difícil interpretación, creo que es más sencillo consultarlo directamente en una ITV.

Por último recordar la obligatoriedad de pasar la primera inspección a los cuatro años de antigüedad, y posteriormente cada dos, debemos saber que circular sin haber legalizado las reformas efectuadas podrá ser motivo de sanción por los agentes de tráfico, que además retirarán la documentación para evitar la libre circulación del vehículo. Dios nos ampare…[:]