Publicado el

Moto Guzzi V7 II Racer Edición Limitada

Moto Guzzi V7 II Racer

Moto Guzzi V7 II Racer. Realizada en edición numerada como revela la chapa situada en la placa superior de dirección, la V7 II Racer confirma por equipamiento y dotaciones, lo que ya estaba presente en la anterior versión, cuando se introdujo el color negro en los flancos, los retrovisores, la abrazadera de soporte de los silenciadores y la protección de las estriberas contrastando con el superbrillante depósito cromado de 22 litros. Continúa apareciendo en las placas de la cúpula y colín el número “7” (que, en Moto Guzzi, era el del campeón del mundo 250 Enrico Lorenzetti), en color cromado.

v7-Racer

También repite el asiento monoplaza (pero es posible pedir el asiento de dos plazas y las estriberas del pasajero) revestido de alcántara y escay del mismo color que la correa de cuero personalizada con el logotipo Moto Guzzi que campea en la parte trasera superior del depósito.

Y el espectacular chasis rojo inspirado en la primera serie de V7 Sport realizado en acero Cr-Mo, fruto de un espectacular tratamiento de recubrimiento que se extiende también a bujes, rueda y basculante, lo que resalta la pureza arquitectónica del chasis. También son rojas las palabras Moto Guzzi que ahora se ven en las ruedas, igual que en la última California Custom.




Y de estilo específico Moto Guzzi es también el colín y la cúpula cuya forma evoca, con el pequeño plexiglás que cubre la tabla portanúmero, el legendario frontal de Gambalunga, superdeportivo y combinado con el estilo de diseño del guardabarros delantero. Y én en el puente de mando, la novedad es el nuevo diseño, más ergonómico, de las palancas de freno y embrague, mientras que en el trasero destaca el grupo óptico de color negro, como en todas las V7 II.

v7_II_racer_2016_1

Entre los elementos más distintivos de esta edición especial Moto Guzzi V7 II Racer,  destaca el amplio uso del aluminio anodizado negro mate y perforado, una elaboración artesana de alta factura de ejecución que caracteriza los flancos laterales, las protecciones de los cuerpos de mariposa y las abrazaderas de soporte de los silenciadores.

Entre los elementos destacables no faltan las estriberas retrasadas regulables macizas, el perno de dirección más ligero y la protección de la placa de dirección realizada con doble anillo cromado, tan logrado que parece una decorativa joya.




Especialmente satisfactorio, y no solo desde el punto de vista estético sino también por el rendimiento dinámico, son los amortiguadores Bitubo WMY01 dotados de regulación de la precarga muelle, en extensión y compresión, gracias a un resorte con doce “clics”. Una moto para conducir solos, con mono negro, casco semi jet y guantes de piel con palma de tachuelas.

Nunca es fácil mejorar una Moto Guzzi. Se necesita coraje, pasión y experiencia para mantener la fé con las expectativas y reputación de una marca legendaria, universalmente querida en el mundo de la motocicleta.v7_II_racer_2016_4

La renovación de la Moto Guzzi V7 II Racer es una clara evolución del modelo anterior, la cual merece un nuevo nombre: V7 II. La adición de números con símbolos “romanos” identifican históricamente los modelos más exitosos y longevos en Mandello del Lario, como la V50, Le Mans, 1000 SP, California y ahora también la V7, en sus conocidas y populares versiones: Stone, Special, y Racer.




Moto Guzzi siempre ha sido muy competente también en todo lo relativo a la seguridad.
La V750 S del 1973 fue una y las primeras del mundo en estar dotada de doble freno de disco delantero, seguida de la S3, dotada de disco también en el trasero. En 1975 la Moto Guzzi 850 T3 introdujo el frenado combinado, llamado “integral” que se utilizó hasta 2011 en la California 90 Aniversario. La finalidad del dispositivo era reducir los espacios de parada y la estabilidad dinámica del frenado, en la práctica era el precursor de un sistema ABS. Actualmente Moto Guzzi sigue desarrollando soluciones para aumentar la seguridad activa del motociclista y en la V7 II introduce el dispositivo ABS y el MGCT (Moto Guzzi Control Tracción).v7_II_racer_2016_3

El primero es una unidad Continental de doble canal, mientras que el segundo es un sistema heredado de la California 1400, simplificado en sus funciones, que se adapta a la velocidad del vehículo entrando en acción según la diferencia de velocidad entre la rueda delantera y la trasera.
El sistema permite, además, regular el calibrado de la huella de los neumáticos, compensando el desgaste o el empleo de unidades dotadas de un perfil diferente del primer equipamiento.




La Moto Guzzi V7 II Racer –con el depósito cromado- es un modelo del cual solo se han fabricado mil unidades. Esta equipa la segunda generación -y su reubicación- del motor bicilíndrico en V transversal a la marcha (presente en el Salón de Milán en 2014). Sigue fiel a sus principios: refrigerado por aire, con una cilindrada de 744 cc que entrega 48 CV a 6.200 rpm, seis velocidades y transmisión por cardán, pero comparándolo con la serie anterior, ha mejorado notablemente en el tacto del cambio de marchas… entre otras sorpresas.

Podéis ver más detalles en la página oficial: http://www.motoguzzi.com/es_ES/moto/naked/V7-II/V7-Racer/

Publicado el

Moto Guzzi V9 Bobber – Presentación

Moto Guzzi V9 Bobber

Moto Guzzi V9 Bobber. Moto Guzzi ha presentado su nueva custom clásica pero con tecnología moderna. Este es su nuevo modelo:

Moto Guzzi V9 BobberComo veis la rueda delantera es muy exagerada, dándole a la moto una estética bobber, que seguro hará las delicias de los amantes de estas motos.

Moto Guzzi V9 Bobber

Moto Guzzi se ha dado cuenta de que las concentraciones, los concursos y las exposiciones de motocicletas customizadas se han puesto tan de moda que no pueden dejar pasar este momento.La marca italiana ya nos sorprendió el año pasado cuando lanzó varias versiones customizadas de la serie V7, una motocicleta de apariencia clásica pero con mecánica de hoy en día. Esta vez la marca italiana ofrece la posibilidad de personalizar hasta el límite esta moto con sus más de 100 accesorios distintos para convertir esta moto en algo mucho más personal.




Moto Guzzi ha querido seguir con esta tendencia presentando dos nuevos modelos que la hacen aún más fuerte en el universo custom: las V9 Roamer y Bobber. Aquí hablaremos de la Bobber. Cuando hablamos de ‘bobbers’ nos referimos a monturas de poca altura y muy alargadas, aunque su verdadero ‘yo’ se encuentra en las ruedas, que comparten el mismo diámetro delante y detrás. De este modo resulta imposible no percatarnos de la singularidad de estas motocicletas cuando la vemos pasar con su imponente rueda delantera.

Moto Guzzi V9 Bobber
Esta moto sólo requiere pasar revisión cada 10.000 kilómetros. Todo ello se traduce en una potencia de 55 CV y un par de 62 Nm. Monta tanto delante y detrás unas llantas de 16’’. ¿Y el chasis? Un tubular de acero de peso que también la convierte en un referente en su segmento por su ligereza: tan sólo 199 kg respecto a los más de 250 kg de sus rivales más directas.


La Moto Guzzi V9 Bobber ha sido equipada con pinza y bomba delantera Brembo, bomba de freno trasero con depósito de aceite integrado, manetas de freno y embrague de aluminio, sistema ABS Continental, amortiguadores Kayaba y un sistema de inyección monocuerpo Magneti Marelli MIU.Moto Guzzi V9 Bobber

La V9 Bobber incluye ABS de serie, en este caso un Continental de dos canales, es decir, en la rueda trasera y delantera. También equipa el Moto Guzzi Traction Control (MGTC), que se puede activar o desactivar a través de un botón del conmutador del manillar y que puede actuar en 2 niveles (seco, superficies húmedas o de baja adherencia). Este control de tracción funciona a través de una unidad de control de motor, que reduce el par para evitar el deslizamiento de las ruedas.

Moto Guzzi V9 Bobber

 

La casa italiana ha diseñado un cuadro de instrumentos clásico y minimalista que no por su sencillez deja de ser completo, y es que este avisa de: testigo de control de tracción, luz de carretera, indicadores de dirección, indicador de reserva, indicador de punto muerto, alarma motor, alarma general /luz de indicador de cambio y alarma ABS.

Moto Guzzi V9 Bobber

Si buscabas una clásica con toques custom, modernos y, sobre todo, si tenías ganas de adquirir una ‘bobber’, esta Moto Guzzi V9 Bobber es ideal ya que tan solo cuesta 10.799 euros.




Datos técnicos

– Cruiser de estilo retro
– Motor bicilíndrico en V de 850cc
– Disponible una versión de 35 kW para el A2
– Embrague monodisco en seco
– Control de tracción en 2 niveles
– Moto Guzzi Media Platform
– Acabados de alta calidad
Publicado el

Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer de Officine Rossopuro

Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer

Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer. ¿Se puede construir una Cafe Racer basada en una leyenda Italiana como la Guzzi SP1000, con la funcionalidad y comodidad moderna, pero que mantenga ese estilo clásico intacto? El constructor italiano Fillipo Barbacane, de Officine Rossopuro, nos demuestra con su Guzzi SP1000 que sí es posible.

Así que si te gustan esos clásicos que mantienen su estilo añejo, y que a la vez son bastante modernas cuando las ponéis en marcha, te aconsejo que te pongas cómodo para que te deleites un rato con la gran obra de arte que describiré a continuación:

Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer

Se trata, como ya dije, de una auténtica Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer, la cual impresiona por sus soluciones inteligentes y singularidades. Con tan sólo fijarnos en el tubo de escape, el cual fue diseñado por Fillipo, nos daremos cuenta que estamos ante una Cafe Racer original.

 




El motor es original, aunque se le hicieron algunas actualizaciones y reparaciones en la misma empresa. Al igual que las tapas laterales en cual destaca el diseño clásico de la Guzzi, formando unas sensuales curvas que están muy bien sincronizadas con las del asiento y que se adaptan muy bien a la postura de nuestro cuerpo.

Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer

Los guardabarros son verdaderas obras artesanales hechas totalmente a mano, el asiento está compuesto por un acabado de cuero, y la pintura conserva la textura y color clásico haciéndola más atractiva aún.

Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer

Está claro que para mantener el espíritu clásico de una moto cómo la Guzzi es necesario tener una gran ingenio por parte de su constructor, y en eso no decepciona Fillipo, porque hasta las Horquillas delantera Marzocchi han sido adaptadas acertadamente al diseño, y lo más importante: Funcionan con gran eficacia.

De la amortiguación, ni hablar. El trabajo que se ha hecho en esta parte ha sido muy ingenioso: Pese al peso extra de la transmisión, el sistema de amortiguación se ha adaptado a él gracias a las suspensiones de gran calidad que ofrece la marca Bitubo.
Otra cosa que resalta de esta moto es la sensación de total control que nos proporciona el conjunto estriberas cuando estamos encima de ella. Mientras que el abreviado subchasis permite que el sistema de amortiguación haga mejor su trabajo.

Ahora, hablando de funcionalidad, el bajo centro de gravedad de esta moto, logrado por sus sagaces diseños y el grosor de las ruedas, la hacen bastante estable y segura. Además de que su sistema de frenos es eficaz a pesar de la rapidez del acelerador.

Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer

Si la perfección existe esta moto está cerca de ella. Tal vez me he dejado llevar por su encanto, pero es que por donde sea que uno la mire va a quedar enamorado. Por ejemplo, la iluminación es totalmente nueva, pero aun así mantiene el aura setentera.


Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer

Esta Moto Guzzi SP1000 Cafe Racer es una obra de arte como esta deja mucho de qué hablar, así que seguro que se me ha pasado muchos detalles que los queridos lectores desean conocer, así que estaré atento a los comentarios para responder sus dudas.